CÓMO RECICLAR PAPEL TÚ MISMA Y PASAR UN BUEN RATO

Es una actividad divertida, que te conecta con lo esencial y te hace sentir bien mientras cuidas del planeta y de tu economía 😉 

El papel reciclado en casa, suele quedar de un gramaje (grosor) mucho mayor a una típica hoja de folio, más bien queda como el papel de acuarela, esponjosito y con textura. ¡Es una delicia!

¿Cómo usar el papel hecho por ti misma?

Y si creías que para reciclar papel hace falta maquinaria pesada, déjame decirte que ¡que va!

PROCESO BÁSICO DEL RECICLAJE ARTESANAL

-Sumergir trozos pequeños de papel en una cubeta con agua.

-Triturar con batidora o licuadora esos trozos hasta que queden convertidos en pulpa.

-Añadir flores o ramitas o semillas al gusto en el agua con la pulpa ya disuelta.

-Recoger la pulpa mediante un bastidor con rejilla que dará la forma al papel.

-Voltear y depositar la pulpa sobre un trozo de tela con mucho cuidado, es la parte más delicada.

-Prensar para eliminar el exceso de agua.

-Dejar secar.

-Despegar de la tela ¡y ya está!

Y todo esto lo puedes hacer en unos minutos o unas horas (según la cantidad que quieras preparar).

LISTADO DE COSAS QUE VAS A NECESITAR

-Papel o cartón.

-Cubeta.

-Bastidor.

-Tantos retales de tela como papeles planees hacer.

-Batidora o licuadora.

-Plancha de madera, DM o cualquier material rígido.

-Opcional: Objeto plano pesado (libro, etc…)

CONSEJOS PREVIOS A TENER EN CUENTA

-El papel satinado no se disuelve bien, y por lo tanto no nos servirá. Ejemplo, el papel couché de algunas revistas o el revestimiento de algunos envases de cartón. Tampoco nos van a servir los tetrabricks. 

-Los cartones reforzados -corrugados- son muy fuertes y tardan mucho en disolverse y se enrollan en las cuchillas, dificultando bastante la tarea.

-La cubeta ha de ser al menos 5cm más grande que el bastidor por cada lado, para poder movernos un poco. Y no ha de tener rendijas por donde se filtra el agua, como los organizadores con ruedas que guardamos bajo la cama o el armario. Un ejemplo de cubeta que funciona super bien son las que venden como arenero básico de gato en los bazares o las bandejas grandes fiambreras.

-El bastidor lo puedes comprar o lo puedes hacer tú misma con un marco de fotos y una tela mosquitera bien tensa, anclada con grapas a la madera. Cuanto más tensa quede la tela, mejor será después el volteado de la pulpa sobre la tela.

-Si hay mucha humedad ambiental y/o frío, el papel tardará varios días en secarse.

-El color que tenga el papel o cartón usado, influirá en el color final. Si mezclamos papeles o cartones de distintos colores, hay que calcular que resultará la mezcla de todos, y que al secar, se aclara mucho el tono. Si ponemos papel de periódico, resultará una mezcla grisácea media- oscura, que al secar quedará gris clarito. Si ponemos cartón marrón y papel blanco, quedará un marrón medio que al secar quedará marrón clarito, etc…

VAMOS A DETALLAR TODO EL PROCESO

UNO. Recolección. Vamos a guardar en una caja o donde podamos papeles, libretas y cartones que son los que vamos a reciclar. A ser posible los vamos a clasificar por colores. También vamos a recolectar hierbas, florecillas o semillas si queremos después añadirlas. 

DOS. Remojado. Si tienes batidora o licuadora, puedes realizar todo e proceso en un momento. Si no tuvieras, no pasa nada, simplemente pon el papel a remojar un día o dos antes y corta los trozos pequeños. 

TRES. Batido. Ha llegado el día de ponernos manos a la obra. ¿Por dónde empiezo? Pues después de decidir el color que va a tener el papel, vamos a cortar o rasgar con las manos trocitos, y los vamos a poner en agua. Si vas a usar batidora, puedes batir directamente en la cubeta. Si vas a usar licuadora, tendrás que ir poco a poco poniendo papel con agua, y una vez batido, ir añadiendo la mezcla a la cubeta. ¿Cómo saber cuando está suficientemente batido el papel? Cuando la pulpa quede disuelta como grumitos algodonosos y resbaladiza entre los dedos, sin trozos visibles de papel como tal. La cubeta tiene que tener suficiente agua para que la mezcla no quede espesa, ha de quedar aguadillo.

CUATRO. Añadidos. Si quieres añadir hierbas, pétalos de flor o semillas, ahora es el momento, los vamos a recortar, trocear o añadir enteros a la mezcla ya hecha. También es ahora si quieres tintar, con tintes naturales, la mezcla.

CINCO. Moldeado. Agitamos un poco el agua con pulpa con la mano y sumergimos el bastidor en el agua hasta el fondo y vamos subiendo poco a poco hacia la superficie para que la pulpa se pose de forma uniforme. Es normal que la primera vez quede una capa super gruesa. Intentaremos unas cuantas veces hasta que veamos una capa homogénea como de 5mm a 6mm. Si queda más grueso, luego el papel quedará casi como un cartón, y si es más fino, se nos romperá al darle la vuelta. Vamos a quitar con cuidado, con las manos o no, la pulpa que haya quedado encima de la madera. Y como no, párate a admirar tu bastidor con la pulpa por primera vez. ¡Ya vas por la mitad del proceso! Estás mirando a los ojos a tu futura lámina de papel terminada 🙂

SEIS. Volteado. Es el momento más delicado, el volteado. Vamos a poner un trozo de tela sobre el suelo o superficie donde vayamos a dejar secar el papel. Vamos a dejar que escurra el agua del bastidor hasta que no gotee mucho, y vamos a voltear sobre la tela el contenido del bastidor, con un movimiento rápido pero no violento, y antes de levantar el bastidor, vamos a pasar un trapito por encima de la rejilla para “despegar” el papel y que no se rompa. Es normal si en este paso se te rompe unas cuantas veces. Si te queda muy mal, recoge la pulpa y vuelve a ponerla en agua y repite el paso seis. Si vamos a hacer varias láminas, iremos poniendo un trapo encima de cada lámina de papel aun mojado y con suavidad iremos volcando cada lámina, haciendo un montoncito.

SIETE. Prensado. Una vez que tenemos todas las láminas crudas de papel separadas con trozos de tela, vamos a poner una última tela encima, y sobre ella, el tablón de madera o pancha de DM o melamina. Ahora, vamos a poner encima de la plancha (que no traspase y se humedezca) uno o varios libros, y vamos a presionar para sacar toda el agua que podamos. Yo recomiendo hacer esto en el suelo en una terraza o balcón, y en lugar de libros, se puede usar el peso del cuerpo, pisando sobre el talón, como si pisáramos uva para hacer vino.

OCHO. Secado. Ya podemos retirar el tablón y el peso que hayamos puesto. Ahora, con mucho cuidado, podemos separar cada tela con su papel adherido y abarcar espacio en el suelo, para que seque mejor, o si vemos que está muy delicado y se puede romper, vamos a dejar secar las primeras horas el montoncito sin tocarlo. En este caso, separaríamos las telas unas de otras al día siguiente. NO SE PUEDE RETIRAR EL PAPEL DE LA TELA HASTA QUE NO ESTÉ SECO.

NUEVE. Despegado. Una vez veamos que el papel ha cambiado de color, aclarándose, podemos tocarlo suavemente para apreciar si se ha secado. Cuando veamos que está seco, lo despegaremos de la tela, como si de una pegatina se tratara, estirando con cuidado desde un extremo del papel.

DIEZ. Apreciación. ¡Ya tienes listo tu papel! Ahora ya puedes presumir y perfumarlo, guardarlo, encuadernarlo, regalarlo, enmarcarlo o escribir cartas de amor o notas en ellos

MI PRIMERAS VECES

Mis propios primeros pasitos haciendo papel artesanal -nos vamos a reír un rato-

Aquí os dejo el directo de mi desastrasa primera vez jajaja. Me lo pasé genial, ¡y salieron algunos buenos papeles!

Venga, atrévete ¡Te vas a divertir!

Puntuación: 5 de 5.
(0)

Hola, mi alcachofa ¿Te acuerdas de la primera parte donde te contaba cómo nació Alcachofa Limón? Pues sigue leyendo que aun no sabes todo 😉

¿Por dónde iba? ¡Ah, sí! De los 4 pilares que formaron la idea… y aquí está el 4º y último:

SOBRETODO, BIENESTAR

Y por último, en mi presente estaba muy concienciada con el bienestar, el mindfulness, el zen, la decoración minimalista, el hygge, etc. Buscando nuevas formas de realizarme y sentirme bien.

CON ESOS 4 GRANDES GRUPOS DE INTERÉS, UNA NOCHE SE MEZCLÓ TODO

Así que con esos cuatro grandes grupos de interés, una noche, así como de la nada, se me mezclaron todas las vertientes vertientes y surgió en mi cabeza la idea perfecta: aunar el hobby que siempre tuve por la papelería, el querer ayudar a las personas a organizarse y encontrarse en un mundo enfermo, y ayudar a sanar este planeta que es nuestra casa. Y en un momento en el que casi me peta la cabeza, lo vi claro. 

Un torbellino de imágenes y conceptos empezaron a girar sobre el mismo eje. Y me lancé a escribir todo el batiburrillo que se estaba formando en mi mente con palabras, en el blog de notas del teléfono. Esa noche cerraba los ojos y pum! mas cosas, y escribía y escribía. No dormí nada. 

NO HABÍA SIDO UN SUEÑO, Y TOMÉ LA DECISIÓN

Pero a la mañana siguiente todo estaba ahí, no había sido un sueño ni un hilo de pensamiento perdido. Y ahí tomé la decisión de que toda idea relacionada con ese tema, a cualquier hora la iba a escribir por más pereza que me diera, o bajo la falsa idea de “mañana me acordaré, mañana lo escribo” No, mañana no te acordarás, escríbelo ahora.

AJÁ, PERO ¿Y EL NOMBRE?

Estupendo pero ¿y de donde sale el nombre? Pues resulta que el nombre ya lo tenía también. Hace unos años, cuando todavía hacía proyectos propios de fotografía editorial, había veces que no encontraba estilista, y yo misma escogía la ropa. Pero pensaba que se iba a ver muy Juan Palomo o muy “Marc Jabocs by Marc Jacobs” el poner que lo había hecho casi todo yo; así que entra mi pareja y yo, para una serie de editoriales realizadas en Murcia -donde nací-, nos inventamos un nombre que fuera muy huertano para el estilista fantasma: “Alcachofa Limón”.

Aquí estoy yo con la cabeza metida en la agenda

AL FIN, NACIÓ ALCACHOFA LIMÓN

Y esa es la historia de Alcachofa Limón.  

¿Y ahora qué?

Pues acuérdate que la primera parte de este post, te hablaba de cómo surgió todo, y además te regalaba una agenda 2021 descargable totalmente gratis.

Y por si no tienes agenda carpeta para meter tus imprimibles año tras año, aquí tienes la de Alcachofa Limón, artesanal, hecha por mi con mis manitas, que mola mucho más que otras-famosas-inglesas-que-ya-sabemos-que-valen-casi-80€-euros-y-además-son-muy-estrechas-y-no-cabe-el-papel-A5, por el módico precio de 30€ (y la puedes reciclar año tras año). Piénsate bien el color ¿eh?

No olvides escribir tus dudas y sugerencias a isabel@alcachofalimon.com

Un abrazo y nos vemos en el siguiente post.

(0)

ALCACHOFA LIMON, EL ORIGEN.

Alcachofa Limón nace en agosto de 2020, justo en ese verano tan especial e insólito, metido como un oasis entre una primavera y un otoño de confinamiento a nivel mundial por una pandemia moderna.

Durante el confinamiento, tuve tiempo de pensar en mi misma, en la humanidad y en el planeta. Me planteé lo que estaba haciendo y lo que podía y podíamos hacer ante una realidad como la que estábamos viviendo, pero no lograba respuestas.

Gracias a que tenía unos ahorrillos, traté de aprovechar el encierro sin trabajar para ser mejor persona y desarrollar mejores hábitos. Aquí puedes leer cual era mi rutina confinada de primavera. Pero me seguía faltando algo importante…

HASTA ESE OMENTO, ME HABÍA ESTADO DEDICANDO A LA FOTOGRAFÍA

Hasta ese momento, yo me había estado dedicando a trancas y barrancas a la fotografía editorial, combinado encargos y proyectos escasos con trabajos de hostelería que cada vez me hacían sentir más hundida.  Y otra vez tuve que volver a trabajar en hostelería en cuando llegó la “nueva normalidad”, lo que me agobió muchísimo porque al final, todo seguía como siempre.

UNA SESIÓN DE TAROT CON MI AMIGA…

En julio, recibí la visita de una amiga muy querida que venía desde una ciudad cercana, a la que no había visto durante meses, y ella, en su propio proceso de autodescubriemiento había desarrollado un nuevo hobbie: el tarot. Vino radiante con su baraja y yo me emocioné porque nunca me habían hecho una tirada. He de aclarar que mi forma de entender el tarot es como terapia psicomágica y no como lectura de futuro y destino impepinable.

Resumiendo: durante la tirada que me hizo, salió lo que mi subconsciente estaba gritando; que dejara ese trabajo y buscara un nuevo comienzo. Muerte y resurrección. Pero para ello, debía buscar algo en mi que ya estaba, nada nuevo. Esa cosa siempre la había tenido y la había desestimado por equis motivos. Para renacer en condiciones tenía que ser 100% fiel a mi misma, mis orígenes, mi niñez y mi presente. Menudo mix ¿eh?

EMPECÉ A VER UN PATRÓN QUE SE REPETÍA: PAPELERÍA

Con semejante tarea de darle al coco, estuve días y días pensando y anotando ideas, conceptos, pros y contras, etc (mientras seguía yendo cada día al trabajo) y empecé a ver un patrón: Siempre me había gustado la papelería, incluso a veces bromeaba con “abrir una papelería, yo ¿te imaginas? Para saber de donde me viene ese amor papelero, picha aquí.

Y TAMBIÉN ECOLOGÍA

Por otro lado, también de jovencita había sido un poco hippie y siempre me habían gustado las ciencias naturales, geología, medio ambiente, energías renovables. Y soy de esas personas que reciclan, meten los restos de picnic en la mochila y se enfadan con la gente que consume en exceso o que le da tres vueltas de papel higiénico al codo para limpiarse un pipí.

Y PLANIFICACIÓN DE VOLCADO DE IDEAS…

Hace unos años, mientras luchaba con la ansiedad y depresión (ese es otro tema), tomé el hábito de escribir los conceptos que me rondaban siempre y no me dejaban pensar en paz y de forma ordenada. Tengo una pequeña carpeta azul cielo -llena de separadores por temas- con todas mis angustias y pensamientos intrusivos ahí escritos. Y no me he desecho de ella, como el fumador que aún guarda su última cajetilla empezada como recuerdo de una batalla ganada.  Así fue como descubrí distintos métodos de volcado de ideas, planificación y organización, que me prometí seguir ampliando.

No te pierdas la parte II de este post! Es donde surge el nombre 😉

Si has llegado hasta aquí, te voy a hacer un regalito (por si no has leído el anterior post), y es ¡una agenda Alcachofa Limón 2021 imprimible! para que tú misma te la imprimas en A5. Y si no tienes carpeta para meter tus imprimibles año tras año, aquí tienes la de Alcachofa Limón.

No olvides escribir tus dudas y sugerencias a isabel@alcachofalimon.com

Un abrazo y nos vemos pronto!

(0)

MI AMOR POR LA PAPELERÍA ¿A TI TAMBIÉN TE PASA?

De pequeña yo era un poco especialita. Recuerdo muy bien que la pequeña papelería del pueblo era mi sitio favorito. Además, la dueña era amiga de mi madre, y siempre me hablaba bien de ella; por lo que sentía que era un lugar encantador. 

Pocos años después, se mudaron a un local más grande justo enfrente. Con grandes cristaleras que se veían desde lejos gracias a una iluminación poderosa. Había muchas estanterías hasta el techo y vitrinas nuevas; un gran mostrador en forma de medio hexágono,  y hasta había sitio para poner un gran árbol de Navidad y varios monigotes. 

La primera vez que entré al nuevo local fue de ¡wow! Todo olía a nuevo; a libros de texto, a tejido de mochilas y estuches, a papeles especiales, a tinta caliente en las fotocopiadoras…  Las posibilidades detrás de cada objeto eran demasiado para mis ojos. 

ESTRENAR PAPELERÍA ERA MEJOR QUE LA NAVIDAD

Estrenar papelería era mejor que la Navidad. Durante un tiempo, cada día me pasaba por allí a mirar y todo me gustaba. Me podía pasar tranquilamente una hora y sobretodo me miraba todos los modelos de agendas uno por uno, portadas e interior (tardaba bastante en decidirme cada año por la agenda, porque quería que fuera la perfecta para ese curso en concreto). 

El momento de encargar los libros de texto junto a mi madre era lo mejor del año, sobretodo cuando había stock y me podía llevar unos cuantos ese mismo día. Posteriormente me pasaba la tarde forrándolos con mi madre, y luego abriéndolos uno por uno con la nariz pegada “sssssssnif” (Ay, el olor a libro nuevo…)

Las libretas quería que fueran todas iguales pero de distinto color para cada materia (a ser posible del mismo tono que el dominante en la portada del libro correspondiente), así que me pasaba otro buen rato barajando las gamas cromáticas de cada marca, y me daba mucha rabia cuando tenía que repetir algún color, que era casi siempre porque no había 11 colores distintos de libreta.

Y por último miraba todas las opciones de carpetas, estuches, bolis, rotuladores, lápices de color y gomas de borrar. Las gomas de borrar las elegía en base a dos factores: 1) que borraran super bien sin dejar rastro y que la viruta no emborronara al pasar la mano; si, si, la viruta. 2) el olor -me iba a pasar el curso esnifando el olor de las gomas varias veces al día para calmarme, así que era importante-.   Y si te cuento que roía la arenita de las gomas de borrar bolis vas a pensar que estaba loca, ¿o tú también lo hacías?

Ya había dicho que era un poco especialita 🙂

Ahora que te he contado mis más tempranas anécdotas papeleras, me encantaría conocer las tuyas, así que no seas tímida y cuéntanos. Nos vamos a reír un rato entre todas.

(0)

¿QUÉ ES ALCACHOFA LIMÓN?

Alcachofa limón es una línea de papelería y encuadernación eco-chic de estilo artesanal en español, hecho en España. Utiliza materiales naturales, reciclados, ecológicos y sostenibles para acompañarte en tus proyectos, ayudarte a mantener un estilo de vida saludable, ser consciente de cada momento (mindfulness) mientras te enraíza con la naturaleza para darte ese confort, sin perder nunca el estilo. 

Lole -mi gatita- no se separa de las nuevas agendas.

Las agendas y planificadores son personalizables; puedes escoger entre varios diseños de páginas (día por página, semana vista vertical, semana vista horizontal) y opciones de portada. Además podemos grabar tu nombre, nombre empresa o iniciales en la tapa. Para 2021, tenemos agendas año vista, álbumes de bebé, álbum planificador de boda y tarjetas de invitación. La agenda académica 2022 saldrá a la venta en junio de 2021. Además, contarás con diversas plantillas y descargables gratuitos en cada post del blog.

Alcachofa Limón nace de la idea de la huerta, de las raíces con la tierra. El bienestar, la consciencia, el disfrutar al máximo de vida son nuestro motivo. 

Nuestro sistema de planificación no está destinado al éxito profesional sino a encajar en tu piel, ayudarte a sentirte cómoda y bien con tu vida. Volvamos a los orígenes: el bienestar puro y duro que te da lo natural. Los placeres de los 5 sentidos. Mímate. Quiérete. Consiéntete. Cuídate. 

El contacto de piel con piel, caminar descalza, pasear por un parque, campo, bosque, playa, montaña, lago o desierto, la suavidad de las cosas suaves, el calorcito en invierno, el fresquito en verano. Puedes hacer tu entorno perfecto en casa. Empezando por tu mente y tus pensamientos, y siguiendo por tu casa (aunque sea de alquiler, o casa de tus padres). Todo natural, todo eco pero guay, le quitamos los bichos para ti.

¿PARA QUIEN ESTÁ DIRIGIDO?

Alcachofa Limón está dirigido a aquellas personas que buscan conectar consigo mismas, aprender a quererse más, a entenderse mejor. A disfrutar de los pequeños detalles y plasmar sus pensamientos, planes y sueños. 

Si eres tu, entonces ¡bienvenida a esta pequeña comunidad! quedas invitada a aportar tus granitos de arena siempre que quieras.

Y para que no te pierdas detalle, aquí puedes enterarte de todo:

Instagram

Facebook

Pinterest

Nos vemos en el siguiente post, alcachofitas.

(0)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies